Tamaño ideal para un libro

Para nadie es un secreto que enfrentamos un época en la que nos vemos invadidos, y sutilmente absortos por la tecnología. Nos hemos hecho socialmente dependientes de dispositivos móviles, tabletas, ordenadores de mesa, y una cantidad infinita de aparatos que con su automatismo nos han hecho si, la vida más fácil, pero a veces también mucho más fría.

Lo tradicional, ha pasado a un segundo plano y en ocasiones hasta ha sido olvidado. No obstante, existen recursos que se niegan a morir y luchan por re inventarse aunque en la actualidad compitan con su par digital, teniendo a su favor una parte de la población que aún quiere seguir utilizándolos y disfrutando de ellos.

Tal es el caso de lo impreso. Es decir, periódicos, revistas y libros, los cuales a pesar de contar con sus propias versiones en la web y ser muy populares además entre los lectores, hasta el día de hoy no han podido ser sustituidos y el público sigue acudiendo religiosamente a tiendas y quioscos a su ejemplar del día o mes.

Libros impresos

En esta ocasión hablaremos de los libros. No es raro, entrar a la recepción de una consulta médica, en el auto bus, metro, o ver a algún compañero de clase, leyendo un texto utilizando para ello los populares E-Book o libros electrónicos; si, estos aportan cientos de ventajas, entre ellas, que en cada ejemplar es posible introducir varios títulos que sean del interés del lector.

No obstante, los tradicionales, la gente más convencional apegada a lo » de toda la vida» o simplemente los nostálgicos, les agrada más tener entre sus manos un libro impreso sobre papel offset por lo general, con tinta negra, con tapa y contra portada blanda, y deleitarse pasando una a una sus páginas, disfrutando la lectura, que por lo general, no supera las 150 páginas y que sin embargo ofrecen todo un mundo de conocimiento, entretenimiento, fantasía, drama e instrucción especializada.

Todavía hay quien quiere leer un libro comprado en una librería, y deleitarse hoja a hoja, disfrutando de un parque, un café y de separar lo ya leído de lo pendiente con un bonito marca libros, esperando en momento de retomar la lectura.

Pero para que ese libro gane terreno sobre lo electrónico, debe tener unas características específicas que le hagan atractivo. Entre ellas; calidad en la paginación, en la tinta de impresión de textos e imágenes, color, según sea el concepto y el público al que está dirigido, lomo que sujete con precisión todo su contenido y que su ancho y largo, sea cómodo a la hora de trasladarlo, de llevarlo en la mano, en un bolso, así como para ubicarlo en la biblioteca del salón de casa.

El tamaño ideal de un libro, va determinado por profesionales, quienes confeccionan detalladamente la medida ideal que exige además el mercado, tomando en cuenta que según su tamaño, será también el tipo de letra, y según este factor aumentará o disminuirá el número de paginas que lo integrarán.

febrero 8, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *